miércoles, 11 diciembre 2019
Noticias

Situación actual y deriva de Huawei

Situación actual y deriva de Huawei

Todo se revolucionó un día 16 de mayo de 2019. Todos los medios de comunicación se hacían eco de la noticia: Huawei no podrá instalar Android ni aplicaciones de Google en sus próximos teléfonos.

Primer movimiento

Sitúate: el presidente de los Estados Unidos y su política de bloqueos. Aquel jueves 16 de mayo la administración de Donald Trump incluyó de forma oficial a Huawei en la lista negra del Departamento de Comercio.

¿Qué implicaciones tuvo esto? Principalmente, se prohibió la venta de cualquier producto Huawei en el país norteamericano, incluyendo tanto móviles, como equipos de redes. Esto significaba que ninguna empresa del país – como Intel o Google – podría hacer negocio con la compañía china sin aprobación del gobierno.

Esto desencadenó la suspensión por parte del gigante Google de la transferencia de productos a Huawei, lo que significaba que estos teléfonos ya no iban a tener acceso a las actualizaciones oficiales de Android. Por tanto, quedaban excluidos de aplicaciones y servicios de Google, como Play Store, Google Maps, Gmail y otros muchos.

Los usuarios dejarían de poder utilizar ciertas aplicaciones de forma oficial como Instagram y Whatsapp, además de no poder introducir tarjetas microSD o recibir certificación WI-FI. ¿Imaginas el impacto? Sobre los móviles que, por otras razones, van a dejar de poder utilizar la segunda app que te citamos, escribimos este otro post, no te lo pierdas.

¿La buena noticia? ¿La de la salvación? Que aunque la marca de telefonía no iba a poder contar con el soporte ni las actualizaciones de Google, podría seguir teniendo acceso a AOSP, la versión básica de Android disponible a través de una licencia de código abierto.

Esto no fue un mazazo solo para Huawei, sino también para Google, ya que esto significaría perder uno de sus mayores clientes y llegar a la fragmentación de Android.

No obstante, no todo estaba perdido a pesar del pánico que cundió entre los clientes de la marca tecnológica china, ya que ya distribuye una versión de Android sin servicios de Google en China y ha desarrollado un sistema operativo alternativo para móviles y ordenadores.

Segundo movimiento

Estados Unidos a través de su departamento comercial, pocos días después de comunicar la noticia, decidió establecer una exención 90 días de las restricciones comerciales anunciadas.

Esto implica que los usuarios de Huawei contarían con la posibilidad de beneficiarse de las actualizaciones de software durante los próximos 3 meses. En esta etapa, la marca asiática insistía en asegurar que sus clientes continuarían recibiendo asistencia de Google a pesar del veto.

Tercer movimiento

En este mes de julio, en la cumbre del G20, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump reveló que retiraba el veto sobre Huawei debido a sus últimas negociaciones con China.

Por ello, el bloqueo comercial que iba a entrar en vigor el 19 de agosto tras los 90 días de excedencia parecía que finalmente no iba a efectuarse. La marca suspira aliviada, también Google y, por supuesto, los clientes de Huawei.

Y es que, Trump se reunió con su homólogo chino Xi Jinping para tratar de llegar a un acuerdo que aliviara la guerra comercial entre ambos países. Aunque este acuerdo no ha llegado, el avance de las negociaciones fue por buen puerto, dejando a Huawei a salvo.

Recordemos que este vaivén de prohibiciones ya ha afectado de forma importante a la empresa china, que registró una caída del 40% de sus ventas fuera de su país original.

Cuarto movimiento

Días después del anuncio de la retirada del bloqueo, parece que no queda claro si Huawei sigue vetado o no de la lista comercial de los Estados Unidos. Y es que, a pesar de las claras palabras de su presidente:

“Enviamos y vendemos a Huawei una enorme cantidad de productos que acaban en los distintos dispositivos que fabrican, y he dicho que está bien, que seguiremos vendiendo esos productos. Son productos muy complejos, altamente científicos. A veces somos los únicos con la tecnología necesaria para hacerlos, y he aceptado autorizar que sigan vendiéndolos. Me gusta que nuestras compañías vendan cosas a otras personas.”,

no queda realmente claro si realmente este desbloqueo ha sido efectivo. Por lo visto, el Departamento de Comercio aún no está siguiendo la orden de Trump, por lo que continúan considerando a Huawei como dentro la lista negra.

Entonces, ¿qué ocurrirá con la marca? ¿Se librará del bloqueo de forma oficial? Y aunque esto ocurra, ¿conseguirá recuperar su cuota de mercado? Además, si te ha afectado en algún modo esta deriva, nos encantaría que nos lo contaras en los comentarios o en nuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *