martes, 10 diciembre 2019
Noticias

La curiosa historia del grupo empresarial Samsung

La curiosa historia del grupo empresarial Samsung

Samsung es una de las grandes compañías electrónico-tecnológicas que todos conocemos, aunque también abarca negocios relativos a las finanzas, las aseguradoras, la construcción, la biotecnología y el sector servicios.

Se fundó en 1938 en Seúl, Corea del Sur, ciudad donde en la actualidad sigue encontrándose su sede. En los últimos años ha obtenido la cantidad nada despreciable de 238.500 millones de dólares de beneficios netos.

Televisores, pantallas de ordenador, móviles de última generación, todo tipo de aparatos electrónicos, e incluso electrodomésticos: todos conocemos los productos más populares de la marca.

Pero, ¿cómo logró este gigante coreano convertirse en lo que es actualmente? Vamos a contarte las líneas más interesantes de su historia.

El fundador de Samsung

Fue el surcoreano Lee Byung-chul quien creó en los años 30 del siglo pasado el grupo Samsung. Byung-chul pertenecía a una familia de terratenientes de la región de Gyeongsang del Sur y era el menor de dos hermanos.

Tuvo ni más ni menos que diez hijos, cuatro hombres y seis mujeres, la gran mayoría de los cuales han trabajado u ostentado cargos dentro del propio grupo Samsung.

La compañía que fundó, en sus orígenes, obviamente, no era conocida por la misma actividad que la hace tan popular ahora. No se habían todavía inventado ni los más primitivos dispositivos electrónicos.

  1. Al principio, cuando Byung-chul creó su primera empresa, esta se dedicaba simplemente a la importación y exportación de productos.
  2. En 1948, tras establecer una alianza con el otro empresario Cho Hong-jai, creó la filial Samsung Mulsan, que se dedicaría al comercio y la construcción.
  3. En 1961, cuando el golpe de Estado de ese año derrocó a su aliado en el gobierno Syngman Rhee, tuvo que adaptarse a las exigencias del nuevo presidente, formando parte de la creación de grandes conglomerados privados con el fin de convertir Corea del Sur en una potencia emergente.

Bajo ese modelo económico, Samsung se diversificó y a cambio consiguió ayudas estatales. ¿Cuáles fueron sus principales divisiones? En Samsung Electronics, que alcanzaría un gran volumen de negocio; y en Samsung Heavy Industries, una gran firma de construcción naval.

Lee tenía un gran control de su compañía y aseguraba que no se perdía ni una entrevista, además de supervisar cada producto y negocio que formaba parte de la actividad del conglomerado.

Las disputas familiares estaban a la orden del día, de hecho, en su autobiografía relató que tuvo que abandonar la empresa entre 1966 y 1968 acusado de contrabandear con sacarina. Supuestamente, le habría delatado uno de sus hijos.

Finalmente, falleció en 1987, pudiendo ver que su empresa Samsung era el tercer conglomerado de Corea del Sur, solo por detrás de las compañías automovilísticas Hyundai y Daewoo. Lo que sí que no pudo ver fueron los increíbles y globalmente extendidos dispositivos electrónicos que fabricó y comercializó la compañía décadas más tarde.

La compañía

Tras la muerte de su fundador, la compañía continuó desarrollándose a gran escala. El heredero del grupo fue su tercer hijo, Lee Kun-hee, que en 1993 anunció un cambio de estrategia clave en su futuro.

Esta estrategia se basaba en un exhaustivo análisis a los productos electrónicos japoneses, percibidos de mejor calidad que los coreanos en la fecha, en concreto, del estudio minucioso de los productos Sony con la intención de superarlos.

Así, comenzaron a investigar y desarrollar nuevas líneas que les acercarían a lo que son actualmente: telefonía móvil, memorias DRAM o pantallas plasma.

Gracias a este esfuerzo, Samsung inauguró el siglo XXI como la empresa más importante de Corea del Sur, además de ser mundialmente conocida y sus productos globalmente utilizados. En 2012, superaron a Nokia como mayor fabricante mundial de móviles.

¿Conocías estos datos sobre la historia de Samsung? ¿Qué te ha parecido su fundador? ¿Sabías que la compañía contaba con otros negocios – como el naval y constructor – aparte de su división electrónica? ¡Cuéntanos tus impresiones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *